Comunidad de Huatacondo indignada con Minera Teck Quebrada Blanca por no reconocer impacto ambiental en su territorio.

HuatacondoPublicado el09 / 11 / 16

El martes 25 de octubre de 2016 representantes de la Minera Teck Quebrada Blanca presentaron en el pueblo de Huatacondo un reciente Estudio de Impacto Ambiental para el proyecto de ampliación de la mina (Quebrada Blanca Fase 2), que contempla una inversión de 5000 millones de dólares. Se propone extraer aproximadamente 1.868 millones de toneladas de material, la instalación de una planta concentradora y un depósito de relaves, entre otras obras de gran envergadura. En este estudio la minera desconoce daños ambientales y afectaciones al territorio de la Comunidad Indígena Quechua de Huatacondo, lo cual causó la indignación generalizada de los comuneros.

La respuesta de la comunidad no se dejó esperar, expulsando del pueblo a los representantes de la empresa, acusándolos de mala fe y faltas gravísimas a la verdad. De forma inmediata los comuneros procedieron a cortar el camino de entrada a la mina Quebrada Blanca, señalando que están dispuestos a ir hasta las últimas consecuencias para hacer respetar sus derechos territoriales como comunidad indígena.

El pueblo de Huatacondo se encuentra aguas abajo de la mina Quebrada Blanca,  y responsabilizan a la minera de permanente y reiterado daño ambiental durante las últimas dos décadas, siendo las causantes de enfermedades,  contaminación ambiental, desecamiento de bofedales y destrucción del patrimonio  arqueológico, entre otros graves perjuicios.

El 1ero. de noviembre, un par de días después de la reunión y como consecuencia de las acciones emprendidas por los vecinos, Teck le envió una carta a la Comunidad Indígena de Huatacondo donde expone que decidió desvincular a dos de sus trabajadores que son parte de la comunidad, acusándolos de haber participado en la protesta que hicieron frente a las puertas de la mina. El Presidente y representante legal de la Comunidad de Huatacondo, Mauricio Hidalgo aseveró que “le preguntamos a las personas que desvincularon sin preaviso, y ellas dicen que no participaron de actos violentos ni cometieron desmanes en la zona industrial. Es inaudito que la minera Teck despidiera a estos trabajadores, uno con 25 años en la empresa, el otro con 9 años de sacrificada labor, sin ni siquiera verificar, o preguntarles a ellos si participaron de los hechos que se dieron en el área industrial. Claramente, su despido fue injusto y lo interpretamos como un intento de “castigar” a la comunidad por medio de presiones que atentan contra los derechos humanos, en este caso, los derechos humanos de trabajadores indígenas de la Comunidad de Huatacondo.”

Previo al Estudio de Impacto Ambiental la Comunidad Indígena Quechua de Huatacondo y la Minera Teck Quebrada Blanca habían tenido acercamientos conducentes a establecer  un trabajo conjunto, el cual quedó totalmente cortado luego de que la empresa minera  decidiera presentar su EIA bajo condiciones distintas a las que se habían acordado.

El Presidente de la comunidad se refirió a los acuerdos alcanzados con la Minera Teck en base a informes y estudios encargados por la Comunidad de Huatacondo a la Fundación Desierto de Atacama, señalando que estos no fueron respetados en el Estudio de Impacto Ambiental. Recordando que la relación con la empresa surge después de que nosotros reclamamos a los responsables de Teck en Canadá. Además, dentro de estas conversaciones con respecto de los trazados alternativos a la línea de transmisión propuesta para Quebrada Blanca 2 (Teck incluso aceptó modificar en algunos metros el trazado, proponiendo enterrarla en algunos tramos). Es más, la Comunidad llegó a una serie de acuerdos y compromisos formales con Teck que constan el Protocolo de Acuerdos Finales suscrito por la Comunidad y la empresa, incluyendo algunos que involucran al Proyecto QB 2 por cubrir toda la vida útil del proyecto minero, incluyendo su plan de cierre (disponible en http://seia.sea.gob.cl/archivos/2016/08/04/PAF_CIQH.pdf).

Consultado el Presidente de la Comunidad, Mauricio Hidalgo, por cuáles son los mayores problemas medio ambientales con la ampliación de la mina, señaló que  “una de las pricipales amenzas es el abastecimiento de agua. Huatacondo se provee de agua que viene de las nacientes en Huinquintipa, Rosario y Capela, de los  cuales la Comunidad tiene derechos reconocidos sobre esos caudales. Las ampliaciones, operaciones y deshechos pasados, presentes y futuros son una amenaza permanente a la fuente vital para nuestro pueblo.”

¿Y en qué otro lugar se ven afectados?

“Lo mismo ocurre en la cuenca de Manin, que nos pertenece. La minera Teck reconoció que sus operaciones tienen un impacto significativo en la calidad de las aguas que emanan de Quebrada Blanca, tanto así, que acordaron con nosotros la medida de monitoreo que ya señalamos en el Protocolo de Acuerdo Final de Quebrada Blanca  1 y cuyo incumplimiento está sujeto a fiscalización y sanción ambiental, por toda la vida útil del proyecto incluyendo el plan de cierre. Esto quiere decir que si ellos obtienen la aprobación para construir sus tranque de relaves, nosotros estaremos monitoreando que se estén cumpliendo las normas y medidas respectivas a la cantidad y calidad del agua en Choja y Manín. Siendo que su proyectado tranque se encuentra en un afluente de la quebrada de Manin ¿Cómo es posible que Teck no haya incorporado a la Cuenca de Manin en el área de influencia de sus operaciones?  En el mapa elaborado por la minera para el EIA de QB 1 se muestran claramente los potenciales impactos de su proyecto en nuestra Cuenca de Maní. ¿Pretenden construir un tranque de relave en las nacientes de nuestro territorio de Manín, y tienen el descaro de no incorporar una línea base completa de la cuenca afectada y puesta en riesgo por el Tranque?”

Mapa elaborado por la Minera Teck para el estudio de Impacto Ambiental de Quebrada Blanca 1

¿Y el aire se ha visto afectado por las faenas?

“En cuanto a la calidad del aire en nuestra comunidad, las actividades que Teck Quebrada Blanca realiza, y sumado al MP 10 y 2.5 que provienen de las operaciones de Collahuasi; nos tienen ahogados en polvo todas las mañanas, tal como le hemos dicho reiteradamente. Ellos saben perfectamente que el aire más contaminado de la Quebrada se encuentra en nuestra localidad principal. Nada de esto aparece en su Estudio de Impacto Ambiental, donde simplemente ignoran nuestra existencia y la gravedad de los impactos”.

Cabe mencionar que la minera Teck fue sancionada en marzo de este año por la Superintendencia del Medio Ambiente en su faena de Carmen de Andacollo, a 55 kms. al sudeste de la ciudad de La Serena, después de recibir más de 26 denuncias sobre emisión de material particulado y otras infracciones.

Por otra parte, el mismo dirigente señaló: “Respecto  a nuestro patrimonio arqueológico, el que hemos venido cuidando frente a las actividades mineras, recordemos las sendas denuncias que hicimos al Consejo de Monumentos Nacionales y el Convenio suscrito para financiar un catastro de los sitios que protegemos en Quebrada Maní, línea de base completa que se le informó a la minera el día 15 de Junio del presente, y que hoy ni siquiera consideraron en su EIA, ni el “Informe Preliminar, Infraestructura, Patrones de Ocupación y Usos Agricolas Tradicionales, Quebrada de Maní”, todos elaborados por la Fundación Desierto de Atacama a petición de la Comunidad y que fundamentaron la necesidad de llegar al acuerdo sobre el monitoreo hídrico de la cuenca en la Quebrada de Choja, a cargo de la Comunidad”.

Mauricio Hidalgo terminó afirmando que “…es imposible que en el Estudio de Impacto Ambiental de Quebrada Blanca2, con una inversión de cinco mil millones de dolares para la ampliación de la mina, no haya ni un impacto ambiental sobre la Comunidad Indigena Quechua de Huatacondo”.

Estos hechos no hacen más que reafirmar la amplia preocupación ciudadana por el daño patrimonial, ambiental y social que la gran minería ha generado en las últimas décadas en Chile. Huatacondo es un ejemplo más de las tantas pequeñas comunidades locales hastiadas de los abusos de esta poderosa industria. Es imprescindible, por lo mismo, que se hagan cumplir las leyes y tratados internacionales suscritos para resguardar los derechos humanos de las comunidades indígenas y no indígenas que diariamente son vulneradas por la implementación de megaproyectos inconsultos y avasalladores.

En los siguientes links puede apreciarse un video de la indignación de la comunidad y  fotografías del posterior corte del camino a la mina…

https://www.facebook.com/F.P.desiertoAtacama/?fref=ts

https://www.youtube.com/watch?v=AO936fxKqh0

Así las cosas, aunque la minera Teck en su página web de Canadá afirma tener una estrategia sustentable para el trabajo con la comunidades indígenas, respetando “que se beneficien de nuestras operaciones de forma autodefinida” (so that they benefit from our operations in a self-defined way. Lo pueden ver en su página web http://www.teck.com/responsibility/our-sustainability-strategy/community/working-with-communities/working-with-indigenous-people/ ),en Chile estos principios no se aplican.