Premio de Conservación 2017 fue otorgado al proyecto de puesta en valor “Geoglifos de Chug Chug”

Chug ChugPublicado el20 / 06 / 17

Presidenta Michelle Bachelet: “Estoy consciente que en este campo, del resguardo del patrimonio arqueológico tenemos aun mucho por hacer “. La mandataria reconoció que existe una deuda pendiente en la materia, al entregar el Premio de Conservación de Monumentos Nacionales 2017, en la categoría “Proyectos”, a la Fundación Desierto de Atacama por su labor de conservación y puesta en valor de la zona de geoglifos de Chug-Chug. Para ello encomendó al Ministerio de Bienes Nacionales encontrar el mejor mecanismo para resguardar esta área, ante el vacío legal que hoy existe para una adecuada protección.

Ver video aquí.

En el marco del Día del Patrimonio, se hace importante destacar las especiales palabras dedicadas por la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, durante la entrega del Premio de Conservación de Monumentos Nacionales 2017, quien junto con destacar el trabajo que desde hace años desarrolla la Fundación Desierto de Atacama y la Mesa Intercultural Parque Arqueológico Chug-Chug, para conservar esta importante zona de geoglifos del norte del país, reconoció que existe una deuda pendiente con el patrimonio arqueológico.

“El proyecto de puesta en valor de los Geoglifos de Chug Chug –que espero conocer– en la que trabajan la Fundación Patrimonio del Desierto de Atacama junto con el Consejo Autónomo Ayllus Sin Frontera, la Comunidad Indígena Aymara de Quillagua y la Comunidad Indígena Atacameña de Chunchuri, se nutre no sólo de este enorme campo de geoglifos, signos de un pasado que sigue vivo, sino también de su diálogo permanente con las comunidades”, señaló la Mandataria.

Campamento de Investigación arqueológico Chug Chug

Campamento de Investigación arqueológico Chug Chug

Agregando “que quiero felicitarlos muy especialmente, y decirles que le he encomendado al Ministerio de Bienes Nacionales que continúe trabajando junto con ustedes para encontrar el mejor mecanismo de protección para esta área de tanta significación para las comunidades y para Chile, porque estoy consciente de que en este campo —el del resguardo del patrimonio arqueológico— tenemos aún mucho por hacer”, concluyó.

Cabe destacar que desde su creación, en el año 2013, la Fundación Desierto de Atacama trabaja de manera interdisciplinaria en investigación, conservación, educación y puesta en valor del patrimonio material e inmaterial de las regiones del norte de Chile, integrando y asociando a profesionales, instituciones, organizaciones locales, comunidades y pueblos indígenas.

Mapa regional con la distribución de los geoglifos y su relación con los sistemas de senderos prehispánicos. Se destaca en verde el sector de Chug-Chug contemplado para declaración de BNP. (Fuente: Fundación Desierto de Atacama)

Mapa regional con la distribución de los geoglifos y su relación con los sistemas de senderos prehispánicos. Se destaca en verde el sector de Chug-Chug contemplado para declaración de BNP. (Fuente: Fundación Desierto de Atacama)

Parque Arqueológico Geoglifos de Chug-Chug, el proyecto galardonado

El “Parque Arqueológico Geoglifos de Chug-Chug”, distinguido con el Premio de Conservación de Monumentos Nacionales 2017 en la categoría “Proyecto”, viene siendo desarrollado desde el año 2014 por la Fundación Desierto de Atacama, en conjunto con la Comunidad Indígena Territorial Aymara de Quillagua, la Comunidad Indígena Territorial Atacameña de Chunchuri y el Consejo Autónomo Ayllus sin Frontera, entidades autónomas y sin fines de lucro de la Región de Antofagasta que conforman la Mesa Intercultural Parque Arqueológico Chug-Chug.

Ubicado en el kilómetro 50 de la Ruta 24 Calama-Tocopilla (a 35 km de la ciudad de Calama), abarca un área de uso inmemorial que, con más 570 figuras, es una de las mayores concentraciones de geoglifos a nivel mundial. Todas confeccionadas en directa relación con una ruta caravanera prehispánica que atraviesa el área y que por más de tres mil años fue la principal vía de comunicación entre los oasis de Quillagua y de Calama.

Los geoglifos de Chug-Chug son representativos de una milenaria tradición histórica y cultural (ca. 1000 AC-1550 DC). Sin embargo, se encuentran seriamente amenazados, debido principalmente a las actividades motorizadas off road y rally, a proyectos de la gran minería y el turismo informal, lo que viene siendo constatado desde hace varios años por los estudios de conservación arqueológica que ha desarrollado la Fundación Desierto de Atacama en el sector.

En este contexto, la Fundación y las comunidades indígenas señaladas, se organizaron activamente para proteger el área, lo que desde entonces lo hacen las horas 24 horas del día y los 365 días del año.

Primera Mesa Intercultural Geoglifos de Chug Chug

Primera Mesa Intercultural Geoglifos de Chug Chug

Bien Nacional Protegido, el anhelo.

Teniendo en cuenta la importancia patrimonial del área, la Fundación presentó en enero de 2015 al Ministerio de Bienes Nacionales un expediente para que la zona de geoglifos de Chug-Chug sea declarada Bien Nacional Protegido (BNP). Asimismo, se consiguió que esta zona arqueológica fuera incluida en la lista internacional de 50 sitios en peligro por World Monuments Watch (https://www.wmf.org/project/chug-chug-geoglyphs).

Por lo mismo, valoramos los anuncios de la Presidenta, y esperamos que con su intermediación se logre brindar la debida protección a esta importante área patrimonial del desierto de Atacama.

Que todo lo mucho que nos falta no redunde en una mera frase sino que sobre todo se multiplique en hacer, y ojalá a la misma velocidad que se extraen millones toneladas de tierra del desierto para sacarle sus mejores riquezas minerales.

Para que así, como país, hagamos todo lo que tengamos que hacer, asegurando y valorizando nuestro vasto y rico patrimonio arqueológico e indígena.

Fotografía aérea que muestra los daños del sitio Chug-Chug Este-1, año 2015. (Fuente: Fundación Desierto de Atacama).

Fotografía aérea que muestra los daños del sitio Chug-Chug Este-1, año 2015. (Fuente: Fundación Desierto de Atacama).