Encuentro-Lagunas

Asesoría técnica Arqueológica y Patrimonial para proceso de Consulta Indígena vinculado al Proyecto Nueva Línea 2x22vo KV Encuentro-Lagunas.

Este estudio fue encargado a la Fundación Desierto de Atacama por el Servicio de Evaluación Ambiental ante la preocupación de la Comunidad Indígena Aymara de Quillagua por el proyecto Línea de Transmisión Eléctrica Encuentro-Lagunas de la empresa Interchile, que consiste en una línea de transmisión eléctrica de alto voltaje en 220 kV y doble circuito, que impactará directamente el medioambiente y territorio de Quillagua. Las principales preocupaciones de la comunidad, que dieron pie a este studio, eran el paso del tendido eléctrico por el Valle de los Meteoritos y zonas arqueológicas, además de la circulación de camiones y vehículos por la principal calle del poblado, con la contaminación subsecuente y el peligro de atropellos, especialmente en los días de fiesta religiosa.

El principal objetivo del estudio fue prestar apoyo técnico en la revisión, análisis y comprensión de los antecedentes arqueológicos presentados en el Estudio de Impacto Ambiental por el Titular del Proyecto, en lo que respecta a los temas del patrimonio arqueológico, cultural, natural y territorial que involucran a la comunidad. Se trabajó con el concepto de Patrimonio Cultural, comprendido este en su acepción más amplia, contemplando miradas dinámicas y actuales de los procesos participativos, valorativos y políticos que éste suscita. Se realizó un acabado análisis de líneas de base presentadas en el EIA, así como un seguimiento a los procesos de evaluación de cada componente en el marco del Sistema de Evaluación Ambiental. Los análisis se realizaron además contemplando y respetando el Plan de Desarrollo de Turismo Patrimonial desarrollado por la Mesa Patrimonial de la Comunidad Indígena Aymara de Quillagua. El plan de turismo se funda en la puesta en valor de lugares trascendentales para su patrimonio como: el Museo de Quillagua, sitios arqueológicos como la Encañada, Calartoco, La Capilla y Ancach; y como parte del patrimonio natural el Valle de los Meteoritos. La Fundación junto a la Comunidad han trabajado haciendo circuitos turísticos pero aun no existen los recursos para implementar este trabajo a largo plazo.

Los resultados fueron expuestos a la comunidad en dos reuniones de convocatoria abierta. En estas reuniones se analizaron posibles medidas de mitigación y compensación a los impactos identificados en el proceso de Evaluación Ambiental, entregando herramientas a la comunidad para su participación en el Proceso de Consulta Indígena que lleva con el Titular del Proyecto.

Dentro de las conclusiones se propuso al SEA adoptar un concepto integral de patrimonio como criterio de análisis y evaluación ambiental, utilizando las categorías analíticas de paisaje, turismo, arqueología, paleontología, medio humano y otras como un todo interrelacionado, y no como ocurre usualmente, en que se parcela la realidad hasta deformarla.

A partir de este estudio se propusieron medidas de mitigación y compensación distintas a las que había ofrecido Interchile, empresa que solo reconocía un impacto paisajístico con la instalación del tendido eléctrico en el Valle de los Meteoritos. La Comunidad de Quillagua ya tenía una proyección de plan patrimonial en que uno de los hitos mas importantes era la puesta en valor del Valle de los Meteoritos. La propuesta de mitigación de la empresa era construir un mirador en el valle, siendo que ya existen dos, con lo cual se estimó que estas medidas no eran ni pertinentes ni proporcionales al impacto ambiental.

 

A partir del studio se propuso que el titular invirtiera una cantidad de dinero proporcional al impacto que estaban causando para que la comunidad pudiera gestionar medidas de puesta en valor de los sitios que identificara como importantes en su patrimonio cultural, tales como el valle de los Meteoritos, la estación de trenes o el museo de Quillagua, que guarda momias milenarias y adolece de recursos para funcionar correctamente. Finalmente la empresa desestimó el studio y se mantiene el desacuerdo de la comunidad con respect a la implementación de este Proyecto.

Consulta Indígena

La Consulta Indígena es un mecanismo legal consagrado en el convenio 169 entre la OIT que se encuentra en vigor en Chile desde el año 2009, cuyo artículo 6 preserva el derecho de los pueblos indígenas en que cada vez que haya una medida que impacte o cause un menoscabo a las comunidades indígenas, a su territorio o a sus expresiones culturales debe levantarse un proceso de consulta indígena en que de buena fe todas las partes comuniquen su posición frente a este impacto o menoscabo. Este proceso comienza con una carta que se hace llegar a la oficina de partes solicitando la consulta indígena.

 

Artículo 6

  1. Al aplicar las disposiciones del presente Convenio, los gobiernos deberán:
  2. a) consultar a los pueblos interesados, mediante procedimientos apropiados y en particular a través de sus instituciones representativas, cada vez que se prevean medidas legislativas o administrativas susceptibles de afectarles directamente;
  3. b) establecer los medios a través de los cuales los pueblos interesados puedan participar libremente, por lo menos en la misma medida que otros sectores de la población, y a todos los niveles en la adopción de decisiones en instituciones electivas y organismos administrativos y de otra índole responsables de políticas y programas que les conciernan;
  4. c) establecer los medios para el pleno desarrollo de las instituciones e iniciativas de esos pueblos, y en los casos apropiados proporcionar los recursos necesarios para este fin.
  5. Las consultas llevadas a cabo en aplicación de este Convenio deberán efectuarse de buena fe y de una manera apropiada a las circunstancias, con la finalidad de llegar a un acuerdo o lograr el consentimiento acerca de las medidas propuestas.

Ver video: comentario de abogado Alonso Barros sobre consulta indígena

 

Descargar convenio 169 aquí.

 

Otros Proyectos

Ver todos los Proyectos