Memorias de Quillagua.

Proyecto de investigación sobre primeros asentamientos y manifestaciones artístico culturales de Quillagua: Memorias de Quillagua.

Este proyecto fue encargado por el Consejo Regional de la Cultura y las Artes de Antofagasta en el marco de su Plan de Revitalización Cultural del Programa Pueblos Originarios y Comunidad Afrodescendiente, dedicado a la búsqueda y reconocimiento de las expresiones artísticas y culturales de los pueblos indígenas. Adjudicado por licitación pública a la Fundación Desierto de Atacama, este proyecto tuvo tres componentes: por una parte,  consideró una sistematización de antecedentes sobre arqueología e historia del oasis, por otra, un trabajo participativo de historia oral, desarrollado en conjunto con la comunidad, y por ultimo, incorporó una iniciativa propuesta por la Comunidad Indígena Aymara de Quillagua, tendiente a la búsqueda de una fecha fundacional para el pueblo actual, con el propósito integrarla al calendario de festividades de la comuna de María Elena.

Para el trabajo sobre historia oral y memoria se compuso un pequeño archivo digital de fotografías antiguas de Quillagua, conformado por fotos escaneadas en años anteriores por voluntarios y profesionales de la Fundación Desierto de Atacama, y algunas obtenidas en el transcurso del Proyecto por la propia comunidad. Por medio de talleres en los que participaron decenas de personas del pueblo, se analizaron las fotografías y se trabajó sobre la memoria de la comunidad. Durante las cutro sesiones realizadas se desarrolló una dinámica muy enriquecedora para los participantes, quienes pudieron reconocerse en las imágenes de sí mismos y a su entorno en épocas anteriores de sus vidas, a sus parientes, amigos y conocidos, con el consiguiente proceso de reconocimiento e identificación con la historia de Quillagua.

A partir del análisis conjunto del archivo fotográfico, se determnó que el río Loa era el principal símbolo de la comunidad, asociado a expresiones culturales como la comida, con el picante de camarones como principal añoranza, producto que desapareció de la zona por la contaminación. Se destacaron las fotos sobre actividades recreativas en el balneario, en las que los y las participantes redescubrieron su niñez y adolescencia, identificaron a sus familias, los pololeos y recordaron a muchas personas que ya no están. “Siento que se llevaron la vida de Quillagua con el río” dijo una de las participantes.

Trabajo de la memoria oral en base a archivo fotográfico

También se destacó la importancia de las fiestas, ritos que permiten la reproducción de sistema cultural, en las que, quienes participan, se encuentran, se emocionan y se sienten identificados con su historia y con Quillagua. La principal fiesta es el día de San Miguel de Arcángel, que es su santo patrono y se celebra el 29 de septiembre. Son tres días de celebración en que la gente baila, hay banda, pasean al santo en procesión y se hace vigilia. La importancia de esta celebración es que toda la gente de Quillagua, desde que tiene memoria, ha celebrado la fiesta de San Miguel, lo que fue constatado a través de la revisión de antecedentes bibliográficos sobre historia de la localidad, que señalan que la primera iglesia en Quillagua se erigió en 1620, también dedicada a este santo.

En la jornda final, en votación casi unánime, se determinó como fecha fundacional del pueblo el día 9 de mayo de 1765, fecha en que -según Paz Soldán (1878)- el Corregidor de Arica implementó una orden del Virrey del Perú, en la que instruía crear un “pueblo de indios” con toda la gente dispersa en el oasis de Quillagua. Se cerró la jornada con una exposición de los resultados de la investigación a la contraparte técnica del CRCA y a la comunidad.

Otros Proyectos

Ver todos los Proyectos