Proyecto FNDR 2% Cultura “Geoglifos de Chug-Chug: conservación, difusión y educación patrimonial”

El proyecto FNDR 2% Cultura “Geoglifos de Chug-Chug: conservación, difusión y educación patrimonial” fue ejecutado por la Fundación Desierto de Atacama entre mayo de 2016 y marzo de 2017. Entre sus objetivos principales están la protección y custodia de la zona de geoglifos. Para esto, en el marco del proyecto, se realizó un diagnóstico del estado actual de conservación de los sitios con geoglifos, se actualizaron los lineamientos para la conformación de un modelo de gestión para la administración del parque y se puso en marcha un plan de educación y difusión patrimonial por medio de visitas guiadas, difundiendo así la importancia de este patrimonio a nivel local y regional. Este proyecto de conservación y educación patrimonial posiciona a los geoglifos de Chug-Chug como prioridad regional para su salvaguarda y puesta en valor.

El área de geoglifos de Chug-Chug es uno de los dos sectores más importantes de geoglifos en Chile. Está ubicado en la II Región de Antofagasta a 47 kilómetros de Calama y es una de las áreas que presenta la mayor concentración de figuras de este tipo a nivel mundial.

El proceso de investigación llevado a cabo en el lugar desde el año 2008 nos ha permitido aprender cada vez más sobre estas monumentales expresiones de arte rupestre y su contexto arqueológico, al mismo tiempo que ha servido para documentar los daños y alteración patrimonial a los que se encuentran expuestas.

A partir del proyecto adjudicado “Geoglifos de Chug-Chug: conservación, difusión y educación patrimonial”, cofinanciado por el Fondo Nacional de Desarrollo Regional FNDR 2% de Cultura año 2016, y aprobado por el Consejo Regional CORE de la Región de Antofagasta, se realizó un diagnóstico del estado actual de conservación de los sitios con geoglifos, se actualizaron los lineamientos para la conformación de un modelo de gestión para la administración del parque y se puso en marcha un plan de educación y difusión patrimonial por medio de visitas guiadas, difundiendo así la importancia de este patrimonio a nivel local y regional.

El proyecto permitió cofinanciar entre mayo 2016 y enero 2017 el proceso de protección y custodia de la zona de geoglifos que realiza la Fundación Desierto de Atacama desde enero de 2015 con apoyo del Consejo de Monumentos Nacionales y de organizaciones indígenas de Calama y María Elena.

El aporte FNDR 2016 fue para la reparación y mantención del campamento de investigación en terreno y la permanencia de 4 trabajadores locales contratados por la Fundación para preservar los sitios, quienes además ofrecen constantemente un guiado interpretativo a los eventuales visitantes que recibe el lugar. Igualmente, los guías y profesionales de la Fundación, bajo el alero de este fondo concursable, coordinaron y apoyaron durante las 8 actividades de educación patrimonial, la puesta en marcha de tour para establecimientos educacionales y organizaciones locales, que a lo largo del año han sido programados y transportados gracias al aporte de buses de la empresa de transporte local Géminis y la Municipalidad de María Elena.

Como una de las medidas para fortalecer el traspaso del conocimiento de los estudios tanto en arqueología como en conservación y salvaguardia del área de Chug-Chug, se realizaron capacitaciones a los jóvenes locales que permanecen en el campamento, fortaleciéndolos para desenvolverse de mejor manera frente a los visitantes y entregando mayor información respecto de los geoglifos y sus medidas de protección.

Colegio Río Loa de Calama visita Chug Chug

En este contexto y para sustentar este proceso, así como para contribuir dentro de la región a la validación social de la futura creación de un Parque Arqueológico en el lugar, el presente proyecto desarrolló las siguientes medidas orientadas a la conservación preventiva de los sitios arqueológicos, a la difusión del valor patrimonial del área y a la educación patrimonial ciudadana, con énfasis en las comunas de Calama y María Elena.

  1. Se elaboró un diagnóstico actualizado sobre el estado de conservación arqueológica del área con miras a un futuro plan de manejo el que dio como resultado el aumento de los daños efectuados por el ser humano desde el último catastro del año 2010 en el sitio Chug-Chug Geoglifos, sitio principal con 402 figuras. Además, se diagnosticaron los restantes sitios con geoglifos, concluyendo que cada sector del parque de Chug-Chug presenta un comportamiento distinto y por lo tanto un estado de preservación diferenciado. En base a estos resultados, que serán en los próximos años mayormente fortalecidos, se pretende abordar el plan de manejo con tres grandes áreas o zonas de protección, siendo cada una de ellas abordada de manera particular y con propósitos acorde a su estado de conservación.
  2. Se mejoraron las instalaciones actuales del campamento de investigación en terreno y monitoreo patrimonial.
  3. Se prolongó la labor de los 4 monitores patrimoniales en el lugar y se fortaleció en su formación y capacitación.
  4. Se implementaron visitas educativas a terreno, dirigidas a grupos escolares, organizaciones sociales comunidades y otros interesados de la región, teniendo como primera condición para la entrega, respetar el uso de los senderos o áreas establecidas y permitiendo el ingreso al mirador dispuesto acertadamente en la posición adecuada para visualizar los geoglifos desde la distancia; todas estas medidas fueron analizadas y puestas en acción, con el propósito de no generar un alto impacto en el sitio principal de Chug-Chug.
  5. Se renovaron los paneles informativos para la puesta en valor del área, actualizando los datos respecto de los resultados del diagnóstico de conservación y se implementó un nuevo panel con las normas básicas de protección de los geoglifos de sitio principal.
  6. Se trabajó en los lineamientos de un modelo de gestión para la investigación, conservación y futura puesta en valor del área. Se insistió en la solicitud presentada en enero de 2015 por la Fundación Desierto de Atacama al Ministerio de Bienes para declarar el área de Chug-Chug Bien Nacional Protegido y se propuso que el funcionamiento del parque quede a cago de una institución sin fines de lucro, que cuente con capacidades profesionales para esta tarea y en la que tengan participación comunidades indígenas del área.
  7. Por medio de talleres, charlas y notas de prensa, se difundió a la ciudadanía la importancia patrimonial del área a nivel regional, nacional e internacional.

    Visita de vecinos de María Elena en mirador Chug Chug

En el marco de este proyecto el Consejo Autónomo Ayllus Sin Frontera, la Comunidad Indígena Aymara de Quillagua, la Comunidad Indígena Atacameña de Chunchuri y la Fundación Desierto de Atacama decidieron constituir una plataforma de trabajo denominada Mesa Intercultural Parque Arqueológico Chug-Chug, actualmente en vías de obtención de personalidad jurídica de corporación sin fines de lucro, con la misión de promover la investigación, protección, conservación y puesta en valor de esta importante área patrimonial.

Charla informativa dictada por la conservadora Paulina Illanes. Mirador geoglifos de Chug Chug.

Otros Proyectos

Ver todos los Proyectos